La importancia de elegir un colchón para evitar el dolor de espalda

La importancia de elegir un colchón para evitar dolor de espalda

La importancia de elegir un colchón para evitar dolor de espalda

Puede que recuerdes aquella escena de la genial Psicosis, cuando Norman Bates entra en la habitación de su madre y la cámara muestra su cama. El colchón tiene la forma perfecta de la silueta de su querida mamá. Si has observado que tu viejo colchón tiene tu silueta moldeada como el de la señora Bates, es hora de cambiarlo. Los expertos en descanso coinciden en que un colchón de más de 8-10 años no es saludable para nuestro cuerpo. Pasas más de catorce mil minutos al mes en tu cama y, aunque los colchones sean de la mejor calidad, se resienten por el uso. Una de las señales más reconocibles de este progresivo deterioro es el dolor de espalda. Tu espalda es una zona que necesita un confort perfecto durante el descanso nocturno. Trabaja todo el día para sostenerte. A cambio, la machacas en posturas forzadas frente al ordenador, la curvas al andar como si fueses Gollum y otras animaladas más.

 

De ahí la importancia de invertir tiempo y dinero en la compra de un buen colchón Morfeo. Un colchón viscoelástico contribuye a que tu descanso sea de calidad. Su adaptabilidad al cuerpo humano y tecnología, que no ejerce presión en ningún punto del cuerpo, son claves para el confort. Además, está indicado si sufres dolores de espalda, ya que su firmeza media-alta lo hace la mejor opción para la protección y comodidad de la zona de la espalda. Esta cualidad lo destaca entre la tecnología de otro tipo de unidades de descanso. La firmeza es una característica fundamental, puesto que un colchón no debe ser ni muy duro ni muy blando. Su superficie debe presentar una firmeza adecuada para adaptarse a la curvatura de tu espalda. Tiene que prestar apoyo a toda la columna. Además debe aportar firmeza en hombros y caderas, las zonas más pesadas de la espalda. En definitiva, mostrarse ligero en las lumbares y otras zonas delicadas.

 

Asimismo, los colchones viscoelásticos aportan otras cualidades, como la regulación de la temperatura corporal. Se trata de un material termosensible que reduce visiblemente las tensiones musculares y nerviosas, contribuyendo a optimizar la circulación de la sangre. Son recomendables también para personas que sufren alergias, ya que están fabricados con materiales higiénicos y antialérgicos.

Si ya te has decidido por un tipo de colchon viscoelástico, lo mejor es probarlo para asegurarte de que es la compra correcta. Existe una prueba muy sencilla: túmbate boca arriba y con las piernas totalmente estiradas. Si notas que el colchon recoge tu zona lumbar de forma natural y no forma un arco sobre él, entonces es el colchón adecuado. La primera vez que se prueba un colchon viscoelástico, llaman la atención la sensación envolvente que proporciona y un curioso estado de ingravidez, al recoger todo el cuerpo sin ejercer presión.

 

Ya sabes: si tu viejo colchón te produce dolor de espalda, es el momento de cambiar a la nueva tecnología del viscoelástico. Tu maltrecha espalda te lo agradecerá cada noche con un suspiro de alivio. Un buen descanso es fundamental para tu salud.       

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito
Tu carrito está vacío