Dormir la siesta en verano ¿Cuáles son sus ventajas?

Dormir la siesta en verano

tomar siesta en verano
Tiempo de lectura: 5 minutos

Hoy en el blog de Morfeo queremos hablar de uno de los mayores placeres de la vida… ¡Dormir la siesta! Toma nota de estos consejos para dormir la siesta este verano 👇

Dormir la siesta

Para muchos es un acto necesario para poder afrontar el día a día. Dormir es fundamental para el funcionamiento del cuerpo y la mente. El ritmo de vida que tenemos a menudo nos resta horas de sueño, sobre todo por el trabajo. Por ello, es importante dormir la siesta, de este modo se pueden recuperar las fuerzas necesarias para poder continuar con la actividad del día. Lo ideal es no exceder los 30 minutos de siesta, ya que este tiempo es suficiente para reactivar el cuerpo.

Dormir la siesta es mucho más que un descanso del cuerpo y la mente, ayuda a reconstituir las funciones del organismo. Este pequeño descanso al mediodía, como indican en la Clínica del Sueño, es una pausa del ritmo del día, nos relaja, evitamos el estrés acumulado, el corazón se relaja y se evitan tensiones.

 

 

Dormir la siesta en verano

En verano nuestros horarios y rutinas cambian, además, las altas temperaturas suele dificultar la conciliación del sueño durante la época estival. Como consecuencia, nos solemos encontrar más cansados, fatigados y con menos atención en lo que hacemos. Dormir la siesta en verano después de la comida todos los días, no mitiga por completo la falta de sueño pero ayuda. De este modo podemos recuperar cierta vitalidad para continuar con las actividades del resto del día.

Aunque el ritmo diario que solemos llevar en verano suele ser más movido y apenas deja tiempo para descansar, poder sacar 15-30 minutos diarios para dormir la siesta en verano es genial para nuestro cuerpo. Todos deberíamos dormir un poco de siesta a diario para gozar de buena salud física y mental.

Consejos para dormir la siesta en verano

Aunque parezca algo sencillo, en verano a causa del calor y el ritmo acelerado nos cuesta más conciliar el sueño tanto por la noche como por el día. Normalmente, el cansancio acumulado nos hace conciliar el sueño en la siesta rápidamente, pero, por si acaso… ¡Aquí van unos consejos!

1. Duerme tumbado

Cuando nos disponemos a dormir la siesta es mejor hacerlo tumbado que sentado, ya que el cuerpo está más relajado en esta posición. Tumbarte en la cama con la brisa entrando por la ventana, en la playa (Ojo, bajo una sombrilla), una hamaca, etc. ¿Se te ocurre algo mejor?

2. Evita el calor

Las temperaturas extremas no son buenas para el cuerpo. En verano es normal tener calor pero a la hora de dormir la siesta debemos evitar pasar calor. ¿Cómo lo hacemos? Es muy sencillo, con ventiladores, abriendo todas las ventanas para que haya corriente en la casa, no durmiendo en la playa a las horas de más calor, darte una ducha o baño antes de comer ayuda a estar más frescos y poder dormir mejor la siesta.

3. No comas en exceso

Comer en exceso no es bueno de por sí, y si encima vamos a dormir la siesta ¡menos aún! Una digestión pesada es el peor enemigo del sueño y el descanso. Es cierto, que en verano los baños en piscinas o la playa, y el ritmo ajetreado suelen dar más hambre y está bien comer pero sin reventar 😉

4. Dormir a oscuras

Los expertos recomiendan bajar las persianas hasta conseguir oscuridad o ponerse un antifaz a la hora de dormir la siesta. La oscuridad estimula la melatonina, hormona que se encarga de inducir el sueño.

5. Cuidado con el frío

Como hemos señalado, las temperaturas extremas no son buenas. Tanto el frío como el calor son malos compañeros del sueño. Por ello, no es aconsejable dormir con aires acondicionados en marcha, sin embargo, si no hay otra opción coge alguna sábana o pareo y tápate para dormir la siesta.

6. Fuera distracciones

No hay nada como dormir plácidamente, las distracciones son un impedimento importante. Evita el móvil, las tablets o cualquier pantalla o dispositivo antes o en el momento de dormir la siesta.

7. Duración

La duración ideal de la siesta es la de 30 minutos para que dormir la siesta no se convierta en un acto contraproducente en vez de ser bueno para la salud. De 5 a 20 minutos de siesta, estamos más alerta, aumenta la resistencia, el aprendizaje y el rendimiento. De 20 a 30 minutos, se tienen todos los beneficios anteriores y además, mejora la memoria muscular, selección de información y ayuda a la memoria a largo plazo. Los niños que están en crecimiento deben dormir más siesta para que se active la hormona del crecimiento, la reparación de huesos y músculos, y la mejora del procesamiento de la percepción.

 

 

Beneficios de dormir la siesta

Dormir la siesta nos pone de buen humor y además, tiene muchos beneficios para la salud y el bienestar físico y mental. A continuación os mostramos algunos de estos beneficios:

1. Reduce el estrés

Tumbarse en la cama, cerrar los ojos y descansar de todo, aunque sea durante poco tiempo, permite relajarse y eliminar tensiones acumuladas durante la primera parte del día.

2. Compensa parte de la falta de sueño nocturno

A menudo, las personas no dormimos la cantidad de horas necesarias al día. En verano el ritmo de trabajo o el calor pueden influir en la calidad del sueño y otros aspectos de la salud. Un estudio afirma que la siesta tiene la capacidad de contrarrestar los efectos de toda una noche de falta de sueño, pudiendo restablecer los biomarcadores de salud neuroendocrina e inmune.

3. Reduce la tensión arterial y el riesgo de sufrir cardiopatías

La Fundación Española del Corazón (FEC) asegura que dormir la siesta disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La falta de sueño hace que los niveles de cortisol se incrementan y esto puede acarrear serios problemas de salud. El sueño hace que se libere la hormona del crecimiento, que estimula el sistema inmunológico, reduce el estrés, la ansiedad y ayuda a perder peso y a la reparación muscular.

4. Potencia la memoria

El sueño está vinculado con la memoria, ya que el descanso contribuye a consolidar los conceptos adquiridos. Por ello, es tan importante para los niños.

5. Estimula la creatividad

Un estudio realizado por la Universidad Georgetown de Washington (Estados Unidos) indica que la siesta estimula el hemisferio derecho del cerebro. Este hemisferio es el que se vincula con la creatividad y la imaginación.

Además, dormir la siesta aumenta la productividad. El descanso o estar descansados hace que nuestro cuerpo y mente funcionen mejor y con ello que puedan desempeñar mejor cualquier actividad o función. Si dormir la siesta es importante para el organismo, hacerlo en el mejor colchón para el descanso también lo es. Contacta con nosotros en nuestra web de Colchón Morfeo y te asesoramos para que tus noches y tus siestas sean las mejores 😉

Síguenos en redes sociales.

👉 Facebook

👉 Twitter

👉 Instagram

👉 Pinterest

 

 

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

¡Hola Morfeos!

Seguro que eres un soñador y que estas deseando que te contemos novedades así que déjanos tu email y te mantendremos siempre ....ZzZz durmiendo.

Las cookies nos permiten ofrecer servicios personalizados. Si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más info: política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola, ¿Te podemos ayudar?
Powered by