fbpx

Dormir bien es una cuestión de salud

Dormir bien mejorar nuestra salud
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ahora que se habla tanto de vacunas. Dormir bien es una cuestión de salud, ¿sabías que existe una vacuna que cuando la tomas hace que vivas más, que mejora tu memoria y creatividad y reduce el riesgo de sufrir Alzheimer? Esa misma “vacuna” te ayuda a no engordar y hace que te sientas más feliz. En definitiva, mejora tu calidad de vida. Te estoy hablando de algo que es gratis, que no tiene efectos secundarios y que puedes tomar desde esta misma noche.

Si todavía no lo has adivinado, estoy hablando del sueño, y más en concreto, del sueño de calidad. Una persona que muera de vieja habrá dormido aproximadamente 25 años o incluso más. Es evidente que, si no fuera algo necesario, la evolución nos habría permitido dormir menos horas al día o no hacerlo, pero resulta que dormir bien es cuestión de salud.

 

Durante el sueño te regeneras

Dormir bien es una cuestión de salud. Porque mientras duermes, tu cuerpo descansa, tu piel se regenera y el cerebro entra en un estado necesario para el aprendizaje, pues se forman los recuerdos, y para poder seguir funcionando al día siguiente.

Las piernas hinchadas por pasar muchas horas en pie experimentan una remisión en sus edemas. Se libera la hormona del crecimiento en el caso de los niños y los adolescentes y el corazón se ralentiza, permitiéndole también recuperarse (recuerda que el corazón jamás deja de latir desde que naces). Por eso digo que dormir bien es una cuestión de salud.

El sistema inmunológico funciona mejor si dormimos bien, lo que se traduce en que sufrimos menos infecciones. Dormir bien es una cuestión de salud, tan importante que si nos privaran del sueño por completo, no sobreviviríamos más allá de 11 días, y antes de morir nos habríamos vuelto locos.

Hay una diferencia muy importante entre dormir profundamente o hacerlo de manera superficial o durante el tiempo insuficiente. Dormir bien es una cuestión de salud y a medida que se va conociendo más en el campo de la neurología, se descubren nuevas enfermedades relacionadas o favorecidas con la falta de sueño o con un sueño poco profundo.

Los efectos de un mal descanso a corto plazo se observan a nivel cognitivo (problemas de aprendizaje, concentración y memoria) y en la piel de forma más notable.  Pero si el sueño de mala calidad se mantiene aparecen otras enfermedades más serias que una piel apagada o un día poco de escaso rendimiento. Estas son otras razones por las que dormir bien es una cuestión de salud.

El insomnio de larga duración se relaciona con desórdenes en el apetito que desembocan en obesidad. Con el transcurso de los años, con una mayor probabilidad de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como la demencia senil, el Parkinson o el Alzheimer. Y es que dormir bien es una cuestión de salud mental también; la depresión también puede ser consecuencia de pasar tiempo descansando mal, pues se altera la bioquímica del cerebro.

 

¿Cómo asegurar un buen descanso?

  • Como dormir bien es una cuestión de salud, intenta evitar el exceso de estrés, realizando algún tipo de ejercicio o actividad física durante el día, pero no justo antes de acostarte.
  • Evita la exposición a luces intensas, en especial si proceden de dispositivos digitales, desde al menos una hora antes de irte a la cama. Estas últimas y las luces LED poseen un fuerte componente de luz azulada, que altera los ritmos circadianos y, en primer lugar, tus ciclos de sueño y vigilia. Dormir bien es una cuestión de salud: apaga las pantallas y descansa de verdad.
  • Utiliza un buen colchónadaptado a tus necesidades particulares y cámbialo cuando sea necesario, porque dormir bien es una cuestión de salud. La vida útil de un colchón varía en función de diversos factores. Por lo que no puedes fiarte de la norma no escrita de que un colchón se debe cambiar cada 10 años. Depende de muchas cosas, pero está claro que cuando toca cambiarlo, si no lo haces tu sueño se va a resentir, y tal vez también tu espalda.
  • Consulta a tu médico si tus problemas de insomnio son rebeldes o si se deben a una causa orgánica, como puede ser el dolor crónico. Dormir bien es una cuestión de salud y, por eso, podrías necesitar algún tratamiento farmacológico porque, recuerda, no se trata solo de despertarse descansado o no, sino que está en juego tu salud.

Que hacer para preservar tu salud

Hay tres cosas que puedes hacer para preservar tu salud: llevar una alimentación equilibrada, realizar cierta actividad física, adaptada a tu edad y circunstancias, y asegurarte un buen descanso. ¿No merece la pena intentar cumplir esos tres requisitos? En mi caso, lo tengo claro: dormir bien es una cuestión de salud. Así que apuesto por los tres para sentirme mejor hoy y por muchos años. Y, entre nosotros, también para verme más joven a medida que pasen los años. Te dejamos aqui una sesion de relajación para hacer antes de irnos a dormir aqui

Abrir chat
Hola, ¿Te podemos ayudar?