¿Cuál es la mejor almohada para el descanso? Consejos de compra

¿Cuál es la mejor almohada para el descanso?

¿Cuál es la mejor almohada para el descanso?

Duerme bien con la almohada Morfeo
Tiempo de lectura: 8 minutos

Como especialistas en el descanso y la calidad de sueño, en Morfeo os queremos mostrar cuál es la mejor almohada para el descanso. Porque disfrutar de un sueño de calidad y un descanso reparador es esencial para una buena salud y calidad de vida.

 

Claves para un buen descanso

Dormir es una función vital para el correcto funcionamiento físico y mental. Contar con los elementos necesarios para un buen descanso es esencial para poder disfrutar de un sueño reparador. Entre los principales elementos necesarios para el descanso está:

  • El colchón: es la superficie sobre la que se va a descansar y es importante contar con un colchón de calidad.
  • Canapé, base o somier: ya que sobre ella se apoyará el colchón y debe asegurar la estabilidad de éste.
  • La almohada: imprescindible para un buen descanso y la posición correcta de la cabeza al dormir.

 

 

¿Qué debe tener una almohada para descansar bien?

La almohada es un elemento clave y el complemento perfecto para el descanso. Sobre ella reposamos la cabeza a la hora de dormir y debe recogerla perfectamente. Además de adaptarse a nuestros movimiento, igual que el colchón. Si una almohada está muy hundida, es muy baja, demasiado alta, tiene poco o exceso de relleno, puede acarrear serios problemas para la salud. Las cervicales es lo que más se resiente por el uso continuado de una mala almohada. Es importante tener en cuenta una serie de factores antes de adquirir la mejor almohada para el descanso:

1. Características

Para que una almohada sea adecuada para el descanso es fundamental que se adapte a nuestra cabeza y asegure una correcta alineación del cuello y la columna. Se debe conseguir una posición natural sin tensiones en el cuello, ni hundimiento de la cabeza o posiciones forzadas.

La principal función de la almohada es asegurar una adecuada postura de la columna en la que los músculos estén relajados y favorezca el flujo de aire al respirar y un buen descanso. El tamaño de la almohada también es importante, ya que para conseguir el mejor descanso no debe ser demasiado ancha ni demasiado alta.

2. Materiales

El material del que está compuesta la almohada o rellena también es un factor que debemos tener en cuenta a la hora de escoger una almohada, para evitar alergias. En el mercado encontraremos diferentes materiales y si tenemos dudas, siempre es mejor dejarse asesorar por un especialista en descanso, como Morfeo. Aunque quizás la prueba de fuego es probarla, tumbarte con la almohada y comprobar si se adapta a tus necesidades. Entre los materiales de fabricación podemos encontrar:

  • Almohadas de fibra: permiten diferentes alturas, grados de firmeza y suelen ser fáciles de lavar.
  • Látex: Se adaptan a la perfección a la forma y peso de la cabeza, son transpirables sólo si el látex es natural.
  • Las de viscoelástica: que combinan materiales novedosos permitiendo la elasticidad, adaptabilidad y son transpirables.

3. Condiciones de mantenimiento

La mejor almohada para el descanso es aquella que garantiza la mejor adaptabilidad y durabilidad tras el uso continuado. Que sea fácil de limpiar y no precise de un mantenimiento muy complejo, con materiales de calidad y que eviten la aparición de ácaros, moho y humedades. Asegurando la mejor calidad de sueño a sus ocupantes cada día.

 

 

¿Cómo saber si es la mejor almohada para el descanso?

No siempre le damos a la almohada la importancia que merece ya que invertimos muy poco tiempo a la hora de escogerla. Si una almohada no se adecua a nuestras necesidades puede perjudicar la calidad del sueño. Además de provocar molestias y problemas en las cervicales con el paso del tiempo.

De igual modo que cuando vamos a escoger un colchón debemos dedicar unos minutos a reflexionar y entender cuáles son nuestras necesidades al dormir. A la hora de ir a comprar una almohada podemos encontrar distintos materiales, grados de firmeza y alturas. Debemos saber qué características de la almohada son las que se adaptan a nuestra forma de dormir.

Como sucede con el mejor colchón para el descanso, la mejor almohada depende de las necesidades de cada persona al dormir. Cuando vas a escoger una almohada tienes que averiguar cuál es la que mejor se adapta a tus movimientos, tu cabeza y postura. Sin embargo, en Morfeo te contamos los requisitos que debe tener la mejor almohada para el descanso:

1. Según la postura que tenemos al dormir

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta a la hora de escoger la mejor almohada para nuestro descanso es la postura o posición en la que dormimos. La forma en la que descansamos influye en la elección de la almohada. Aunque lo recomendado es dormir de lado o en posición fetal, cada persona tiene sus posturas a la hora de dormir.

Boca Arriba

Si tienes la tendencia a dormir boca arriba lo mejor es una almohada que no sea demasiado gruesa (grosor medio), para asegurar que la espalda y el cuello formen el mismo ángulo. Para ello el cuello debe elevarse poco para no perder la alineación natural del cuerpo. Una almohada rellena de espuma puede ayudar a dar soporte al cuello y la cabeza mientras duermes.

De lado

Para aquellas personas que duermen de lado se necesita una almohada más gruesa. De esta forma se conseguirá que el cuello se mantenga en el eje de la columna. Si la almohada es demasiado gruesa provoca que el cuello quede más elevado y por tanto se duerma en una posición forzada, que puede dar problemas a la larga.

Boca Abajo

La almohada ideal para las personas que duermen boca abajo tiene que ser blanda y flexible. Al dormir boca abajo el cuello no necesita tanta altura para mantener la alineación con la espalda. Esta posición no es la más recomendada para el descanso, ya que el cuello está en una posición en la que se fuerzan las cervicales.

Varias posturas

Si eres de los que no paran de moverse durante la noche y no tienen una postura clara al dormir (pasan por varias durante el tiempo de descanso),la mejor almohada es aquella que permita una flexibilidad que se adapte a tus movimientos durante la noche. Las almohadas rellenas de plumas pueden ser una buena opción al adaptarse a todas las posiciones del cuerpo.

2. Necesidades ergonómicas

Existen en el mercado una gran variedad de almohadas diseñadas para satisfacer todas las necesidades: sueño, posturales, lesiones, apnea del sueño, para el reflujo, problemas cervicales, etc. A la hora de escoger la almohada debemos tener en cuenta cuáles son nuestras necesidades de ergonómicas.

Almohadas cervicales

Este tipo de almohadas pueden ser de distintos materiales, medidas y formas. El sistema diseñado para estas almohadas suele incorporar una amortiguación extra en la parte inferior para asegurar la sujeción del cuello al dormir.

Almohadas de agua

Las almohadas de agua suelen ser recomendadas por algunos fisioterapeutas ya que utilizan el agua para crear tu propio nivel de densidad y apoyo a medida.

Almohadas frescas

Un tipo de almohada diseñado para aquellas personas cuyos niveles de sudoración son excesivos durante la noche. Suelen ir rellenas con perlas que absorben el calor y mantienen el frescor en la superficie para un buen descanso.

Almohadas oxigenantes

La tecnología que incorporan estas almohadas se basan en telas que ayudan a promover la circulación y aumentan el contenido de oxígeno en sangre durante el descanso.

3. Según el grado de firmeza

El grado de firmeza o dureza de la almohada puede influir de forma positiva o negativa en la calidad del sueño. Una almohada demasiado dura puede provocar posiciones forzadas del cuello al dormir provocando molestias, sobre todo en la zona cervical. Si es demasiado blanda puede causar el hundimiento de la cabeza impidiendo conciliar el sueño. En la media está el equilibrio, apostar por una almohada con una firmeza media asegurará un buen descanso.

4. Tamaño

Para conseguir descansar bien la anchura de la almohada no debe superar el ancho de los hombros. En cuanto a la altura, ésta depende de la postura en la que se duerme:

Almohadas bajas

Suelen ser adecuadas para aquellas personas que duermen boca abajo y para los niños. Su altura alcanza los 10cm.

Almohada de altura media

El una almohada ideal para quienes duermen boca arriba. Su altura es de 12cm, debe ser más baja que la de los hombros, y suelen tener un grado de firmeza medio.

Almohada alta

Si duermes de lado esta es tu almohada. Tiene una altura de 15cm y favorece la alineación de la cabeza, cuello y espalda.

5. ¿Cuál es la mejor almohada para el descanso según sus materiales?

Para que una almohada sea la mejor para garantizar el descanso es importante que sus materiales sean de la mejor calidad y aplique las últimas tecnologías en descanso. El material que recubre la almohada debe ser sedoso, suave, transpirable y confortable. Pero también hay que tener en cuenta el tipo de relleno o material que la compone:

Espuma

Las almohadas rellenas de espuma suelen ser de poliuretano. Cuanto mayor es su densidad mayor durabilidad, estabilidad y soporte proporcionan. Algunas de estas almohadas tienen el conocido efecto memoria (durante unos segundos mantienen la forma de la cabeza al cambiar de postura). Por ello, este tipo no es recomendable para las personas con tendencia a moverse mucho por incomodidad.

Pluma o plumón

Suelen ser de plumas de oca o pato. Este tipo de relleno crea almohadas blandas, que se deforman pero que recuperan su forma con rapidez. Pueden provocar alergias, por lo que a veces se opta por plumón sintético. Suelen ser muy cómodas por su equilibrio entre suavidad, firmeza y adaptabilidad.

Látex

El relleno de látex es resistente y se adapta bien al contorno del cuerpo. Pueden ser de látex sintético, natural o mixto y suelen prevenir la aparición de ácaros. Sin embrago es un material menos transpirable, sobre todo el sintético y puede producir humedades.

Fibras sintéticas

Se suele componer por fibra de poliester que es transpirable. Es una almohada delgada y blanda apta para niños por no presentar problemas de alergia. Son recomendables para las personas que duermen boca abajo debido a su densidad, sin embargo el relleno se estropea fácilmente.

Lana – algodón

Este tipo de rellenos suele presentar una mayor dureza en la almohada. No suelen producir alergias y son resistentes al moho y los ácaros.

Viscoelástica

Este material presenta una gran adaptabilidad y se ajusta a la perfección a la altura justa que el cuello necesita para estar alineado con la columna vertebral. Las almohadas viscoelásticas son perfectas para las personas que duermen de lado.

6. Requisitos de mantenimiento

La mejor almohada es aquella que garantiza la mejor adaptabilidad y descanso, pero también la que necesita menos cuidados para mantener la misma calidad. Una almohada debe ser fácil de limpiar, que no se estropeen fácilmente y que la calidad y propiedades perduren el mayor tiempo posible. A la hora de escoger almohada fíjate bien en sus características de lavado, materiales y composición.

Su mantenimiento es importante para asegurar su cualidades y alargar su vida útil. Toma nota de estos consejos:

  • Airear la almohada: al hacer la cama hay que ventilar bien la habitación para que tanto el colchón como la almohada se aire. Realizar este proceso al menos una vez a la semana.
  • Voltear la almohada: de esta forma evitarás que se deforme.
  • Que sea lavable: es muy importante que la almohada se pueda lavar para eliminar la suciedad e impurezas. Basta con lavarla un par de veces al año.
  • Funda o protector de almohada: usar una funda para la almohada garantiza su protección y durabilidad. Este protector debe lavarse como mínimo cada dos meses, la sábana de la almohada debe lavarse en cada cambio de ropa de cama.

 

 

La almohada Morfeo

La mejor almohada para el descanso está en Morfeo. Como especialistas en el descanso hemos diseñado la revolución de las almohadas. Nuestra almohada es suave y confortable, cómoda y muy transpirable. Es la compañera perfecta para tu descanso.

Su núcleo de esferas de vsicoelástica de célula abierta hace que el aire fluya en su interior. Consiguiendo así una almohada fresca y sin efecto memoria. Su diseño, materiales y relleno garantizan el máximo soporte del cuello y las cervicales, evitando futuros problemas en esta zona. Viene con una funda 100% algodón, lo que asegura la transpirabilidad.

Además, nuestra almohada  Morfeo es muy fácil de cuidar: La almohada exterior actúa como cubierta protectora para el interior, protegiéndola de los ácaros y el polvo. Cuando llegue el momento de lavarla sólo hay que coger la funda y lavarla para que dure muchos años más ^_^

Y ahora que ya te hemos mostrado cómo es la mejor almohada para el descanso. Empieza hoy mismo a disfrutar de un descanso profundo gracias a nuestra almohada. Si quieres descubrir sus cualidades y complementarlo con nuestro fantástico colchón visítanos en nuestra web , o en Redes Sociales(Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest).

 

¡Dulces sueños con Morfeo!

  • Valoración de los lectores
  • Puntuación 4.5 estrellas
    4.5 / 5 (1 )
  • Tu puntuación


¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

¡Hola Morfeos!

Seguro que eres un soñador y que estas deseando que te contemos novedades así que déjanos tu email y te mantendremos siempre ....ZzZz durmiendo.

Las cookies nos permiten ofrecer servicios personalizados. Si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más info: política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hola, ¿Te podemos ayudar?
Powered by