6 cosas que no debes hacer antes de dormir - Colchón Morfeo

6 cosas que no debes hacer antes de dormir

6 cosas que no debes hacer antes de dormir

Hoy en Morfeo os vamos a contar 6 cosas que no debes hacer antes de dormir. En ocasiones la falta de sueño o problemas para dormir, vienen por determinadas actividades o cosas que hacemos antes de dormir. Y que son parte de nuestra rutina. Para tener un sueño reparador es importante mantener una buena higiene y rutina del sueño.

Dormir bien

El descanso es esencial para nuestro organismo. El ritmo de vida de cada uno puede determinar la calidad de nuestro sueño y descanso. Hay determinados factores y actividades que favorecen el dormir plácidamente como:

  • Hacer ejercicio o alguna actividad física a diario
  • La meditación
  • Evitar dormir la siesta de más de 20 minutos
  • Cenas ligeras y que favorezcan el descanso

No a todas las personas nos ayudan las mismas cosas a conciliar el sueño. Como os contábamos en nuestro post sobre 7 cosas que debes tener en cuenta para tener más energía durante el día, hay que tener unas rutinas diarias muy definidas. Y es importante mantenerlas incluso los fines de semana, para garantizar un correcto descanso. Pero, si bien estas pautas ayudan a conciliar el sueño y conseguir un descanso óptimo, también existen factores que influyen o provocan el efecto contrario. Son estos factores los que hay que identificar y evitar cuanto antes para que la calidad de nuestro sueño no se vea afectada.

6 cosas que no debes hacer antes de dormir

El estrés es el factor que más influye a la hora de conciliar el sueño, pero existen otras cosas que solemos hacer a diario y perjudican la calidad de nuestro descanso. Entre las cosas que más pueden perjudicar nuestra rutina de sueño destacan:

1. El uso de aparatos electrónicos

Al menos una hora antes de dormir se debe evitar el uso de cualquier aparato electrónico (tablet, ordenador, móvil, etc). Ya que aunque no lo parezca, estos dispositivos y la iluminación de las pantallas estimulan la vista y activan el cerebro. Lo que provoca que luego nos cueste más conciliar el sueño.

2. Luces fuertes

Cuando llega la noche es necesario encender luces artificiales para poder vernos. Cuando estamos en el momento previo a acostarnos o incluso ya en el dormitorio, debemos evitar el uso de luces muy brillantes, fuertes o blancas. 5 minutos de exposición a la luz blanca o a la de una pantalla de un dispositivo baja los niveles de melotonina, lo que provoca un estado de alerta. Atenuar la luz media hora antes de dormir ayudará a que nuestro cuerpo entienda que se acerca el momento del descanso.

3. Mantenerse despierto

Por trabajo, deberes, exámenes, estrés, etc. Sea cual sea la causa, hay ocasiones en las que tenemos o nos empeñamos en mantenernos despiertos. Esto hace que tu organismo entienda que hay que estar despierto y lo mantenga durante más tiempo del deseado, produciendo insomnio. Disponer de una buena planificación de las horas de trabajo, estudio o repartición de tareas durante el día favorecerá, que llegada la noche, nuestro cuerpo descanse. También ayudará a organizar más nuestro día y que sea más productivo.

4. Ver contenidos televisivos violentos

Los contenidos, programas, películas o series de miedo, violentas o agresivas pueden favorecer el insomnio. Esto inconscientemente genera una sensación de tensión muscular y estrés que puede hacer que conciliar el sueño sea imposible. También es verdad que no a todas las personas les afecta de igual modo.

5. Hacer ejercicio

El ejercicio en sí no es perjudicial ni está reñido con el sueño. Sin embargo, como indicábamos en nuestro post ¿a qué hora debes hacer deporte para dormir mejor? No todas las horas del día son buenas para según qué tipo de ejercicios. El cuerpo tras la práctica de cualquier actividad física sufre un estado de activación, que con el tiempo se va reduciendo y relajando. Si realizamos ejercicio inmediatamente antes de dormir o para dormir, posiblemente se consiga el efecto contrario. Lo recomendable es no practicar ejercicio con menos de dos horas, antes de ir a la cama.

6. Consumo de bebidas estimulantes

El consumo de café, bebidas energéticas o con cafeína y teína, pueden dificultar la conciliación del sueño. Se aconseja consumir este tipo de bebidas al menos 8 horas antes de ir a dormir, para mitigar sus efectos en el organismo.

A parte de las anteriormente mencionadas, también puede influir el contraste de temperatura en la habitación. Una habitación con una temperatura muy fría puede hacer que nos cueste dormir. De igual modo que una habitación muy calurosa. Por ello, es recomendable ventilar la habitación todos los días, en invierno calentar la habitación 30 minutos antes de acostarse (para que se amortigüe el fío pero sin que alcance demasiado calor) y enfriar el dormitorio en verano antes de acostarse (para que la sensación térmica de calor sea menor y evitar el sudor). Y por supuesto evitar cenas y alimentos copiosos antes de ir a dormir.

Lo más importante es un buen colchón

Evitar la realización de alguna de las cosas anteriormente mencionadas ayudará a la conciliación del sueño. Sin embargo, no es la única solución. Ya que a la hora de conseguir un buen descanso influyen otros factores y elementos como: el ambiente, la decoración y lo más importante, el colchón. Un buen colchón asegurará una correcta adaptabilidad del cuerpo al dormir, evitará lesiones o problemas de espalda y favorecerá una buena calidad del sueño.

Dormir en un colchón viejo o en malas condiciones puede generar a medio-largo plazo serios problemas de salud. Los colchones deben cambiarse entre los 7 y 10 años para asegurar su calidad. También se debe tener una correcta limpieza e higiene del colchón para asegurar su durabilidad, en nuestro post sobre cómo limpiar el colchón te contamos cómo.

 

Colchón Morfeo

Elegir el mejor colchón para tu descanso no es una tarea fácil pero, en colchón Morfeo disponemos de un colchón con altas prestaciones, gran calidad en los materiales y la incorporación de las  últimas tecnologías del descanso. Todo para asegurar que nuestros clientes disfruten de dormir y tengan una buena calidad del sueño.

Nuestros colchones cuentan con una capa superior hipersensible para proporcionar una mayor comodidad y descanso. Las últimas tecnologías incorporadas aseguran la máxima adaptabilidad e independencia de lechos al dormir, ideal para las personas que se mueven mucho por la noche. Y su efecto termorregulador, que disipa el calor que produce nuestro cuerpo mientras duerme. Sus más de 2.000 micromuelles ensacados nos permiten obtener mejores propiedades del colchón. Y aportan una sensación de confort y adaptabilidad muy superior a la de otros colchones del mercado. Todos nuestros colchones están diseñados para mantener la correcta postura de la espalda al dormir, mejorando la alineación de la curvatura natural de la espalda. Todo pensado y diseñado para el mejor descanso y disfrute de nuestros soñadores.

Si bien, hay cosas que no se deben hacer antes de ir a la cama, dormir en un colchón Morfeo será lo mejor que puedas hacer 😉 Además puedes disfrutar de nuestro colchón durante 100 noches sin compromiso. Y si no duermes bien, te devolvemos el dinero ¡Así de fácil!

Para más información sobre nuestro producto, novedades y ofertas, síguenos en nuestras redes: Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

 

¿Te gusta lo que estás leyendo? Suscríbete

Las cookies nos permiten ofrecer servicios personalizados. Si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más info: política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
Hola, ¿Te podemos ayudar?