Aumenta tu rendimiento laboral mejorando la calidad de tu sueño

Aumenta tu rendimiento laboral mejorando la calidad de tu sueño

Aumenta tu rendimiento laboral mejorando la calidad de tu sueño

Los adultos necesitamos un descanso de unas 7 u 8 horas diarias, lo que implica que pasamos alrededor de una tercera parte de nuestra vida durmiendo. La calidad del sueño afecta a nuestra salud y nuestro rendimiento, tanto físico como intelectual, por lo que es vital asegurarse de un buen descanso, valiéndonos de todas las herramientas de las que disponemos.

Dormir es algo imprescindible, dado que es la función que restaura el cuerpo humano día tras día. Regula los biorritmos y garantiza un equilibrio entre las exigencias internas de nuestro cuerpo y las del mundo exterior. Cada fase del sueño está implicada en una tarea distinta. La reparación del cuerpo se produce durante el sueño profundo y en la fase REM se restaura la función cognitiva.

Esta fase REM nos ayuda a fijar lo aprendido durante el día, algo especialmente importante en estudiantes, que sin un buen descanso nunca lograrán fijar conceptos, por mucho que hayan estudiado. También influye sobremanera en el trabajo, puesto que descansar correctamente ayuda a evitar los accidentes y las bajas médicas.

Existen algunos trucos que van a ayudarnos a poder gozar de ese sueño reparador, como establecer una hora fija de sueño y cenar de forma frugal y poco pesada y nunca inmediatamente antes de dormir o contar con un buen colchón.

 

Dormir mal en un colchón o no cambiarlo en 10 años

Dormir sobre un mal colchón o no cambiarlo cada 10 años, como recomiendan los expertos, va a tener efectos nefastos en la calidad de nuestro descanso; y, por supuesto, en nuestro rendimiento escolar o laboral al día siguiente. La presión que ejerce un mal colchón sobre nuestro cuerpo nos obliga a cambiar constantemente de postura, lo que hace que nos despertemos por un instante o, por lo menos, abandonemos esa fase profunda del sueño. Los materiales viscoelásticos eliminan esa presión, lo que nos permite mantenernos en las fases profundas del sueño durante más tiempo y que nuestro rendimiento al despertar sea mucho mejor.

Si no cuidas tu descanso, te arriesgas a diferentes manifestaciones físicas, como podrían ser una mala visión, mayor sensibilidad a los estímulos lumínicos, reducción de la capacidad de concentración (lo que afecta, especialmente, en el ámbito laboral), sensación de agotamiento, problemas de estómago y mal humor.

Descansar de forma correcta nos va a ayudar a tener una mejor memoria, desarrollar nuestras habilidades motoras e incluso disminuir la obesidad y vernos más atractivos.

La vida y los empleos actuales nos exigen dar mucho de nosotros mismos, lo que, en el fondo, está íntimamente relacionado con un buen descanso. No es lo mismo dormir que descansar, así que asegúrate de tener unos hábitos de vida saludables, contar con un buen colchón y dormir las horas recomendadas. Esto hará que tu rendimiento, tanto dentro como fuera del trabajo, sea de mucha mayor calidad.

¡Comparte, haz tu pedido y llévate una almohada gratis!

Es muy sencillo, sólo pincha en estos botones para compartir en tus redes.


Las cookies nos permiten ofrecer servicios personalizados. Si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más info: política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
Hola, ¿Te podemos ayudar?
0
Carrito
Tu carrito está vacío