5 problemas derivados de dormir en un colchón viejo - Colchón Morfeo

5 problemas derivados de dormir en un colchón viejo

5 problemas derivados de dormir en un colchón viejo

En Colchón Morfeo nos preocupamos por la calidad de sueño por eso desarrollamos colchones que favorezcan el descanso y la comodidad. Hoy os traemos en el blog 5 problemas derivados de dormir en un colchón viejo. Ya que dormir en un colchón viejo puede derivar en problemas molestos e importantes para la salud.

Dormir en un colchón viejo

Dormir en un colchón que no esté en optimas condiciones puede ser muy perjudicial para la salud de sus ocupantes. Un colchón que tiene más de 5 o 7 años puede empezar a presentar signos de deterioro visibles o no. Lo importante es revisar y comprobar la calidad del colchón cada cierto tiempo para asegurarnos de que no ha perdido sus propiedades. Pero cuando estos signos no son del todo visibles a simple vista, suele ser más difícil localizarlos. Es en estos casos en los que pueden aparecer problemas que sino se solucionan lo antes posible pueden ocasionar daños o problemas más serios.

 

5 Problemas derivados de dormir en un colchón viejo

Los colchones con 7 años o más además de perder firmeza y calidad, se convierten en la residencia particular de miles de bacterias. Cuando las bacterias y los ácaros se acumulan en tu colchón es momento de plantear su renovación, para evitar la aparición de problemas de salud.

1. Empeora la calidad del sueño y aparece el estrés

Cuando la firmeza, calidades y propiedades de un colchón comienzan a deteriorarse la calidad del sueño empeora. Ya que sin motivo aparente se tiende a dar más vueltas a la cama y cuesta conciliar el sueño. Lo que deriva en situaciones de estrés en el día a día y la aparición de insomnio.

2. Alergia a los ácaros y el polvo

Dormir en un colchón viejo o en mal estado, puede ocasionar ciertos problemas de salud. Los ácaros acumulados en un colchón de 10 años pueden causar el desarrollo de alergias a los ácaros o al polvo. Si estos síntomas se mantienen y no se toman medidas con el colchón, como cambiarlo, puede derivar en problemas respiratorios y oculares (como conjuntivitis).

3. Aparición de moho y humedade

La humedad producida por la sudoración al dormir, con el paso del tiempo puede ocasionar la aparición de moho. Esto sucede hasta en las casas más limpias y con mayores medidas de higiene. Lo importante de esto es que en el momento en el que el colchón presenta signos de moho pueden aparecer problemas respiratorios, sino se pone remedio.

4. Molestias en las cervicales

Un colchón viejo no mantiene la firmeza como uno nuevo, la adaptabilidad empeora. Por lo que la postura se modifica al dormir. Esto puede producir pinzamientos o tirones en los músculos del cuello. Originando ese molesto dolor cervical que empeora considerablemente la calidad de vida de quien lo sufre a diario.

5. Dolores de espalda

Como hemos señalado en el punto anterior, el paso de los años hace que los colchones pierdan firmeza. Lo que provoca que la sujeción al dormir no sea tan optima para el descanso. Como consecuencia la postura se modifica y sufren los músculos, tendones, ligamentos y en general todo el cuerpo cuando dormirmos. Lo que se traduce en intensos dolores de espalda frecuentemente.

 

¿Cómo identificar los problemas derivados de dormir en un colchón viejo?

Los ácaros no son tan visibles como parece pero se van acumulando en los colchones con el paso del tiempo. Hay señales de que hay que renovar el colchón, pero no todas se aprecian con facilidad. Aquí os damos algunas pautas que pueden indicar la necesidad de cambiar el colchón:

  • Si notas que respiras peor, tiendes a estornudar con mucha frecuencia o una mucosidad que no desaparece. Puede que haya llegado la hora de cambiar tu colchón.
  • Si aparece enrojecimiento de los ojos o picazón puede que necesites una revisión ocular y revisar el estado de tu colchón.
  • Las humedades son fáciles de localizar y si aparecen en tu colchón no hay que ignorarlas. Se debe cambiar inmediatamente para evitar problemas mayores de salud causados por los hongos, como respiratorios.
  • Si al despertar notas que tienes el cuerpo como entumecido o rígido, esto puede ser debido a una mala postura a causa de la firmeza del colchón.
  • El dolor en la zona cervical suele aparecer tanto por la perdida de cualidades del colchón tras el uso como por la almohada.

En Colchón Morfeo te damos la solución

Los años de vida recomendables de un colchón son entre 5 y 7 años. A partir de esa fecha se debe plantear cambiarlos. Apostar por colchones con tecnologías del descanso más avanzados como Morfeo, asegurará una mejor vida del colchón. Ya que los materiales con los que se crea el colchón Morfeo reducen la acumulación de ácaros y bacterias. Además disponen del grado de firmeza perfecto para garantizar el mejor descanso.

Aunque no lo tomamos tan en serio como deberíamos, el sueño es clave para el bienestar y salud. Colchón Morfeo apuesta por la mejor combinación de materiales del mercado, junto con la última tecnología del descanso. Si quieres saber más sobre nuestros colchones te invitamos a leer nuestro post ¿qué hay en el interior de un colchón Morfeo?

Ventilar las habitaciones al menos 5 minutos antes de hacer la cama todos los días, ayuda a airear y eliminar la acumulación de bacterias y ácaros. Cambiar y lavar las sábanas semanalmente y sacudirlas todos los días antes de hacer la cama, ayudará con la limpieza del colchón. Una cama bien cuidada marcará la diferencia y ayudará a mantener tu colchón en las mejores condiciones. Pero recuerda que como todo, también tienen su fecha de caducidad. Y cuando llegue ese momento, en colchón Morfeo tenemos a tu disposición los mejores colchones para el descanso.

Si te a gustado te invitamos a seguir nuestras redes: Facebook, Twitter e Instagram.

 

Y recuerda que ¡con la salud no se juega! 😉

 

¡Felices sueños con Morfeo!

 

Las cookies nos permiten ofrecer servicios personalizados. Si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más info: política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
Hola, ¿Te podemos ayudar?